Tuktoyaktuk no es un lugar cualquiera, ya que es una de las últimas aldeas de esquimales que queda en el mundo y es un lugar estupendo, en el que las tradiciones y demás siguen muy vigentes y es además un lugar en el que los esquimales se alimentan cazando y pescando, como tradicionalmente han estado sobreviviendo. Los aldeanos de hoy son descendientes de los Inuit, que son los clásicos esquimales y que hoy siguen viviendo alejados de la sociedad y siguiendo sus tradiciones, como siempre han hecho a lo largo de los muchos años de vivir en este lugar.

esquimales.jpg

Básicamente los esquimales se alimentan de animales y de pescado y criaturas marinas, pero hoy en día reciben a una serie de turistas, por lo que pueden vender algunas cosas y sacar algo de dinero, que les supone tener una calidad de vida mayor y así optar a una alimentación más variada. Son muchas personas las que quieren venir a este lugar, sobre todo para ver las costumbres de los esquimales, que siguen siendo muy parecidos a sus antepasados, sobre todo en cuanto a tradiciones.

Por supuesto el iglú es el alojamiento que usan estos esquimales para vivir, ya que se sabe que la nieve es ideal para construir estas casas típicas de los esquimales, que es algo muy conocido por todos y que es cuanto menos curioso que sigan manteniendo la tradición de vivir en estas casas hechas de hielo, cuya temperatura interior es mucho más agradable que en el exterior y les protege mucho del frío y de los vientos. Visitar a los esquimales de esta zona es algo que se puede hacer mediante agencias de viajes.

Vía|Absolutcanada
Foto|Upnorthcours